Prevención de Alto Impacto y la Población Latina.

Muchos cambios están ocurriendo en el ámbito del trabajo en prevención del VIH en los Estados Unidos. Con el lanzamiento de la Estrategia Nacional para combatir el VIH y el SIDA, en Julio del 2010, se han establecido metas muy ambiciosas. Asimismo, reciente hallazgos científicos han traído al armamentario de prevención nuevas herramientas para prevenir la infección del VIH en poblaciones a  mayor riesgo.

A pesar de todos estos descubrimientos, las poblaciones hispano-parlantes en los Estados Unidos, o de origen Latino (Hispano), tienen que entender completamente estas estrategias y herramientas, y adoptarlas como propias, con el fin de que la población en pleno se beneficie de estos desarrollos.

Este blog intentará traer toda esta información nueva y ponerla al alcance de los trabajadores de salud (personal médico y no-médico);  que atienden a estas poblaciones,  que conocen y entienden sus necesidades de educación (en cuanto a prevención y  de tratamientos del VIH),  aconsejamiento/asesoramiento, apoyo psicológico y emocional y de cómo navegar el sistema médico en los Estados Unidos.

Una de las características más importantes del trabajo en VIH y SIDA es que es una actividad laboral que la persona elige de manera autónoma. Esto es, que el individuo tiene un compromiso genuino de ayudar a las personas afectadas por la infección del VIH. Por ello es importante contar con un intercambio de ideas y experiencias que, idealmente este blog va a recopilar y al mismo tiempo, brindará la oportunidad de compartir información técnica validada por investigación con el fin de estandarizar el conocimiento de las nuevas estrategias que conforman lo que se denomina como Prevención 2.0. Este nuevo abordaje  es la combinación de todas esas intervenciones que sabemos son efectivas para prevenir la infección del VIH y que son accesibles para la población que tiene mayor riesgo.

En los Estados Unidos cada año ocurren 50, 000 nuevas infecciones de VIH y se estima que aproximadamente un millón doscientos mil personas viven con el VIH y esta cifra crece cada año en decenas de miles, amplificando el riesgo de infección para otras personas. Asimismo, una serie de factores sociales, económicos y demográficos tienen un efecto directo en el tamaño de la probabilidad de infectarse para algunos individuos, por ejemplo: el estigma asociado a la enfermedad, la discriminación, el nivel de ingreso económico, grado de escolaridad y la zona geográfica donde se vive. Por todo esto es necesario intensificar los esfuerzos de prevención apoyándose en el modelo de trabajo que establece que el tratamiento de la enfermedad del VIH es una medida de prevención.

De la misma manera la Prevención de Alto Impacto (HIP, por sus siglas en inglés) ha sido diseñada para maximizar los esfuerzos de prevención para todos los individuos que están a mayor riesgo de la infección del VIH, incluyendo hombres homosexuales y bisexuales, minorías de color, mujeres, usuarios de drogas, hombres y mujeres transgénero y población juvenil.  Las estrategias de este nuevo abordaje tienen un alto margen de costo-beneficio y que son reproducibles en amplia escala, teniendo como población blanco a una población específica y atinada la cual vive en un área geográfica bien delimitada.

Después de 3 décadas de arduo trabajo en el campo de prevención del VIH contamos con nuevas herramientas que han demostrado su efectividad. De hecho, la inversión realizada en prevención ha contribuido a la reducción del número anual de casos nuevos  desde que se dio el pico máximo de la epidemia a la mitad de los 80s. La estabilización del número de casos es un signo de progreso  así como la disminución de la transmisión materno-infantil y la reducción de casos entre usuarios de drogas. Todo esto ha generado ahorro en el gasto de atención. Por ejemplo, se ha estimado que por cada caso de infección de VIH  prevenido se ahorra al país $360,000 dólares que es lo que costaría proporcionar atención médica y tratamiento de por vida a esa persona. Es bien importante tomar en cuenta toda esta experiencia y las destrezas que el personal de salud en general ha desarrollado a través de años de esfuerzos, ya que estas experiencias y habilidades nos ayudaran con los cambios que se avecinan.

El éxito de este blog va a depender del grado de participación de la audiencia usuaria. Es bien sabido que la población de habla hispana y de origen Latino/Hispano es muy diversa. Sin embargo, todas esas poblaciones comparten características que nos podrían ayudar a identificar estrategias de trabajo que podrían beneficiar a la totalidad de la comunidad Latina. Es importante reconocer que la experiencia laboral, día tras día, enriquece las experiencias de los trabajadores de salud y esto ayuda a identificar modelos de trabajo que han demostrado ser efectivos y prácticos; desafortunadamente en el quehacer cotidiano, esas experiencias no son diseminadas o estructuradas, dado que en este ámbito laboral no se acostumbra la publicación o diseminación.

Las estrategias que han probado ser efectivas y que reducen substancialmente el riesgo de infección  son presentadas a continuación, siempre y cuando sean diseñadas considerando los factores sociales, financieros y estructurales que se sabe ponen a ciertos grupos a mayor riesgo de la infección y estas son:

–          Practica de la prueba del VIH y enlace inmediato a cuidado médico.

–          Terapia Antirretroviral

–          Acceso a condones y jeringas estériles

–          Programas de prevención para personas que viven con VIH y sus parejas

–          Programas de prevención para personas a riesgo alto de infección

–          Tratamiento de la adicción a drogas y estupefacientes

–          Tamizaje y tratamiento de enfermedades de transmisión sexual

En el futuro revisaremos con detenimiento cada una de estas estrategias y espero que podamos discutirlas a profundidad e identificar los factores que tenemos considerar para alcanzar a la población hispano-parlante de manera efectiva.

Esperamos que esta breve introducción abra el dialogo y que compartan con nosotros sus preocupaciones, ideas y experiencias en el proceso de la implementación de la prevención del VIH de alto impacto. Como comentamos al principio esta blog, el éxito de esta ventanilla de información va  a depender del grado de participación de nuestra audiencia.  Gracias por  estar con nosotros….. OV

 

¿Cómo está su agencia incorporando estos nuevos cambios? ¿Qué tipo de asistencia técnica necesita su agencia para adoptar estos cambios? ¿Su agencia ha incorporado exitosamente estos cambios? Cuéntenos!

-Octavio Vallejo

 

 

 

Post a comment

You may use the following HTML:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>